Uso de cookies

Bosch utiliza cookies propias y de terceros para mejorar los servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Aceptar> Ver el aviso legal> Cambiar configuración de cookies> Ver información sobre el uso de cookies
 

¿Qué batidora comprar?

Elige bien tu batidora

Las 6 claves para elegir bien tu batidora.

La batidora es una de las herramientas más útiles en la cocina. Elegirla correctamente marcará la diferencia entre “la utilizo para todo” y “la saco esporádicamente del cajón”. Por eso merece la pena dedicar unos momentos a analizar qué características son las más adecuadas a nuestras necesidades reales.

Subir
Paso 1 Repasar el cuaderno de recetas personal.

Paso 1 Repasar el cuaderno de recetas personal.

Seguro que tienes una colección de recetas que preparas con frecuencia y otra con los platos para ocasiones especiales. Antes de comprar una batidora, observa en tus recetas en qué cosas deberá ayudarte: triturar, batir, hacer mayonesa, mezclar, levantar claras, montar nata, picar carne o hielo… Eso te dará una pista de la potencia y prestaciones que deberá tener la batidora, y de los accesorios que precisas.

Subir
Paso 2 Simula que la estás utilizando.

Paso 2 Simula que la estás utilizando.

Una vez en la tienda, pide que te dejen sostenerla. Si el agarre te resulta incómodo, no la utilizarás. Lo adecuado es elegir un modelo que podamos sujetar con naturalidad y usar como una prolongación de nuestro brazo. De ese modo, se aprovecha cada movimiento, el manejo resulta cómodo, y el cansancio de la mano y el brazo es menor.

Para comprobar la ergonomía de la batidora y escoger la que mejor se adapta a la forma de tu mano, observa:

- El perímetro y la forma del mango. Debe caber en tu mano de modo agradable.

- El tamaño, peso de la batidora y situación de su centro de gravedad. ¿La mueves con naturalidad o te obliga a realizar movimientos incómodos?

- El tacto. Da preferencia a modelos con recubrimiento antideslizante en el mango.

- La accesibilidad a los botones. Debes poder presionarlos con comodidad y sin forzar la postura.

- La respuesta de los botones y mandos. Si necesitas realizar demasiada fuerza, el uso no resultará cómodo.

- La longitud y forma del cable. Piensa en la distancia entre el punto en el que usas la batidora y el enchufe. ¿Sabes que existen batidoras con cable en forma de espiral que, además de evitar que el cable se enrede, aumentan el radio de acción?

Subir
Paso 3 Elige la potencia adecuada a tu recetario.

Paso 3 Elige la potencia adecuada a tu recetario.

Cuanto más duras sean las tareas que debe realizar la batidora, mayor deberá ser la potencia.


- Si la utilizas sobre todo para triturar purés y preparar mayonesas, será suficiente con un modelo entre 400 W y 600 W. Según los accesorios que incluya, también te ayudará cuando quieras preparar un plato más elaborado de manera puntual.

- Si la usas con frecuencia para picar alimentos duros o hielo, escoge un modelo de potencia superior (entre 600 y 750 W).

- Si eres un cocinero entusiasta, la batidora es tu mejor herramienta para todo. Escoge un modelo de potencia alta con selector de velocidad. Esto te permitirá ajustar la velocidad de forma precisa a cada tipo de preparación, ya sea picar carne para rellenar una empanada o montar un delicado punto de nieve para repostería.

Subir
	  Paso 4 Observa la cúpula y las cuchillas.

Paso 4 Observa la cúpula y las cuchillas.

Estos elementos son claves para obtener buenos resultados. La forma de la cúpula define la forma en la que los alimentos circulan por ella y son procesados. Las mejores cúpulas son las que crean un movimiento 3D que acerca los alimentos a las cuchillas. Así, el trabajo se realiza con menos movimientos y sin salpicaduras.

Por su parte, la forma, diámetro, disposición y filo de las cuchillas marcan la poseen cuchillas con cuatro filos: dos afiladas alas de pequeño tamaño penetran en el alimento y lo cortan, mientras que otras dos alas perpendiculares de mayor tamaño terminan de triturarlo.

Subir
Paso 5 El pie y los accesorios.

Paso 5 El pie y los accesorios.

Si en tu cocina abundan los alimentos capaces de teñir las piezas plásticas, como zanahorias y tomates, escoge una batidora con pie de acero inoxidable. El acero es el material idóneo para los elementos que van a estar en contacto con los alimentos y, por su limpieza y resistencia, tiene un mejor envejecimiento.

Además, en el mercado existen batidoras con un amplísimo abanico de accesorios que harán las delicias de los grandes aficionados a la cocina. Estos son algunos de los más útiles:

- El vaso de mezclas. Es el más habitual. Procura que tenga hendidos laterales para que su manejo sea más cómodo y no se deslice en tu mano. Si es graduado, te ayudará a medir las cantidades ideales para tus recetas. Y, si tiene tapa hermética, podrás guardar el preparado en el frigorífico sin necesidad de cambiar de recipiente.

- El picador. La forma del recipiente y el diseño de las cuchillas están optimizadas para aprovechar toda la fuerza de la batidora cuando se realizan tareas duras como picar carne. Además, permite realizar otras tareas habituales como picar cebolla, ajos, frutos secos, etc.

- La varilla batidora. Los amantes de la repostería saben que manejar una varilla de forma manual requiere habilidad para mantener una velocidad constante al montar nata o punto de nieve, por eso es una buena idea realizar estas tareas con una batidora en la que esta velocidad se ajuste previamente y pueda modificarse fácilmente durante el trabajo.

- La cuchilla para picar hielo. Las cuchillas tradicionales trituran el hielo como harían con otros alimentos y pueden dañarse. La cuchilla especial para hielo optimiza la fuerza de la batidora y permite preparar hielo picado.

Subir
Paso 6 ¡Piensa en la hora de limpiarla!

Paso 6 ¡Piensa en la hora de limpiarla!

La batidora debe ser fácil de limpiar para poder tenerla siempre lista y a punto. Elige modelos en los que el pie pueda desmontarse para no tener que mancharte las manos al separarlo del cuerpo de la batidora. Así podrás lavarlo bajo el grifo en profundidad y sin incomodidades. Además, en una buena batidora tanto el pie como los accesorios en contacto con alimentos pueden lavarse en el lavavajillas.

 
Online Survey